Sensoramiento Remoto

Contenido

Antecedentes

Existen dos razones principales por la cual fluctúan los recursos pesqueros, uno son los cambios naturales asociados a variables ambientales y el otro la propia actividad pesquera.

Es un hecho que la temperatura de superficie del mar está sufriendo un proceso de calentamiento durante los últimos 20 años, fluctuando más ampliamente en una  larga escala que antes. Estos cambios ambientales hacen que no solo la investigación pesquera se ocupe de este fenómeno y analice sus fluctuaciones, sino también cada vez más pescadores analizan estas variables y las toman en cuenta en sus operaciones.

Uno de los métodos más eficientes y económicos para analizar los cambios ambientales y su afectación a los recursos pesqueros y sus dinámicas poblacionales es el sensoramiento remoto.  Actualmente se dispone de datos de libre acceso vía Internet  para temperatura de superficie, clorofila y corriente de superficie (calculada por medio del nivel del mar) entre otros. Por su parte, el Subprograma de Sensoramiento Remoto, ha generado una vinculación operativa y de desarrollo con la  Comisión Nacional de Actividades Espaciales -CONAE-, organismo espacial argentino dependiente de la Cancillería Argentina por la cual el INIDEP recibe una serie de información radiométrica de las principales Agencias Espaciales Internacionales y de los satélites propios de la CONAE. De esta forma, en concordancia con la filosofía del uso público de la información satelital de la CONAE, el INIDEP facilitará una base de datos gratuita, actualizada, continua y de fácil acceso federalizando la información de ambos organismos.

A este nodo operativo, se ha unido la Prefectura Naval Argentina (PNA) creando una sólida planificación interinstitucional, ofreciendo sus recursos y embarcaciones, para la realización de campañas en conjunto para la evaluación ambiental de la Bahía Samborombón y la instalación de instrumental oceanográfico en sus embarcaciones.

Dicho instrumental, relevará información de TSM y Salinidad, la cual formará parte de una base de datos in situ que se usará en la validación de la información satelital. Esta base, estará constituida, también,  por información proveniente de los partes de pesca electrónicos y datos relevados por termógrafos instalados en embarcaciones de la flota comercial, que barren en continuo la extensión total de la plataforma argentina.